Archive for febrero, 2011


En mi opinión la industria tabacalera es un completo Monopolio, y aparte esta impulsado indirectamente por el gobierno federal, pues estas empresas ya están posicionadas desde hace tiempo, y al reformar las leyes federales y prohibir la publicidad de cigarrillos en el país, quitan cualquier oportunidad de posicionarse a cualquier nueva empresa que quiera iniciar actividades en este ramo, manteniéndose solamente las ya existentes Philip Morris y British American Tobacco.

Me parece injusto este tipo de monopolio sobretodo estúpidas las leyes que prohíben la publicidad de cigarrillos, aun con esto el número de fumadores en México se ah duplicado de 9 a 17 millones de personas en los últimos 5 años según legisladores federales y médicos en el foro “Tabaco, salud, regulación y legislación”, efectuado en la Cámara de Diputados, entonces de que sirve la prohibición si al fin de todo seguiremos encontrándolos en las tiendas, lo único que estas leyes ocasionan es la creación de estos monopolios.

Anuncios

¿Por qué está prohibida la competencia imperfecta (monopolio)?

En primer lugar, cuando existe competencia mejoran las condiciones de precio y calidad de los productos y servicios, por lo que el ingreso real de los consumidores es mayor y la distribución del ingreso es menos desigual. Segundo, la competencia impulsa la competitividad de la economía, fomenta la inversión y el empleo y genera mayor crecimiento económico. Finalmente, cuando existe competencia, los recursos públicos se utilizan de manera más eficiente.

¿Por qué entonces la constitución permite algunos tipos de monopolio?

Porque lo constituye el gobierno, según el art. 28 de la constitución política de los estados unidos mexicanos, considera estos monopolios como estratégicos de la nación. Además, señala en dicho artículo que no se consideran monopolios las acciones que el estado ejerza de manera exclusiva. Por lo tanto, legalmente no son monopolios.

En conclusión estos no constituyen un sacrificio social, al contrario un beneficio.

¿Quién castiga las prácticas monopólicas en México?

La Comisión Federal de Competencia.

¿Quiénes han sido castigados y por qué?

Por escrito presentado el treinta y uno de agosto de dos mil diez en la oficialía de partes de esta

Comisión, el C. Mark Randolph James, quien se ostenta como presidente de CCA, sin presentar

documento idóneo con el que acredite tal personalidad, presentó denuncia en contra de quien identifica como “Bestel [S.A. de C.V.], hoy Operbes, S.A. de C.V. (subsidiaria de Empresas Cablevisión, S.A.B. de C.V.)”, por la posible realización de las prácticas monopólicas relativas contempladas en las fracciones V, X y XI de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE o ley).

En la especie, sin embargo, esta Comisión no observa que existan estos elementos que justifiquen la concesión de la prórroga. El promovente de manera escueta basa su petición de prórroga de la siguiente manera. “Bajo protesta de decir verdad, manifiesto que a la fecha no se ha integrado el expediente con todos y cada uno de los documentos requeridos, por lo que solicito un término prudente para poder exhibirlos en su oportunidad”.

 

¿Quiénes tienen prácticas monopólicas?

Las industrias tabacaleras en México, y son impulsados estos monopolios en el país, pues no se permite la publicidad de estos productos, gracias a ello es imposible que surjan nuevas empresas en este ramo, dejando todo el mercado a las ya existentes que solamente son dos gigantes que se reparten las ganancias: Philip Morris y British American Tobacco.

¿Cuáles son las consecuencias para el desarrollo de México por la existencia de estas empresas con predominancia en el mercado?

No permiten el desarrollo de nuevas empresas y la apertura de nuevas oportunidades de empleo, además de que  los precios los determinan ellos mismos pues al no tener competencia el cliente solo tiene la opción de comprar a esa empresa, así la economía se inclina a favor de los monopolistas y quienes salimos perdiendo somos los consumidores.

POLITICA DE COMPETENCIA

La política de competencia es una herramienta fundamental para mejorar el desempeño de la economía. En primer lugar, cuando existe competencia mejoran las condiciones de precio y calidad de los productos y servicios, por lo que el ingreso real de los consumidores es mayor y la distribución del ingreso es menos desigual. Segundo, la competencia impulsa la competitividad de la economía, fomenta la inversión y el empleo y genera mayor crecimiento económico. Finalmente, cuando existe competencia, los recursos públicos se utilizan de manera más eficiente.

En efecto, la competencia económica promueve el bienestar de los consumidores, pues crea un ambiente que genera más opciones para que cada consumidor elija a aquellos proveedores que le suministran bienes y servicios en las condiciones más adecuadas.

PRACTICAS MONOPOLICAS ABSOLUTAS

Las prácticas monopólicas absolutas son aquellos contratos, convenios, arreglos o combinaciones entre agentes económicos competidores entre sí, cuyo objeto o efecto sea cualquiera de los siguientes:

•  Fijar o manipular precios de venta o compra de bienes o servicios;
•  Fijar o restringir la oferta o demanda de bienes o servicios;
•  Dividir o repartir mercados actuales o potenciales;
•  Coordinar posturas en licitaciones públicas.

Estas prácticas son ilegales per se y no existe ningún tipo de justificación para su realización, ya que impiden a la sociedad obtener los beneficios de la competencia económica: mejores precios y mayor calidad en los productos y servicios.

Las multas por este tipo de prácticas pueden ser de hasta 1.5 millones de veces el salario mínimo vigente en el Distrito Federal, lo que equivale a más de 86 millones de pesos para la primera infracción, y hasta el 10% de las ventas anuales o el valor de los activos del infractor en caso de reincidencia.

El programa de inmunidad, establecido en el artículo 33 bis 3 de la LFCE, permite a cualquier agente económico que haya formado parte o se encuentre realizando acuerdos ilegales con sus competidores, recibir el beneficio de reducción de sanciones por reconocer su participación en el acuerdo ante la CFC y coopere en la investigación que lleve a cabo la autoridad. A través de esta  cooperación puede reducir la posible sanción de 1.5 millones de salarios mínimos a tan sólo un salario mínimo.

PRACTICAS MONOPOLICAS RELATIVAS

Las prácticas monopólicas relativas, conforme al artículo 10 de la LFCE, son aquellas que realiza un agente económico con poder sustancial, con el objeto o efecto de desplazar indebidamente a otros agentes del mercado, impedirles sustancialmente su acceso o establecer ventajas exclusivas a favor de una o varias personas.

Las prácticas monopólicas relativas son las siguientes:

•  Imposición o establecimiento de restricciones verticales (a proveedores o distribuidores);
•  Restricción vertical de precios (a proveedores o distribuidores);
•  Ventas atadas (condicionar la venta de un bien a la compra de otro);
•  Exclusividades (distribución exclusiva de bienes o servicios);
•  Negativa de trato;
•  Descuentos por lealtad;
•  Discriminación en precios (establecer precios o condiciones de venta distintos a agentes en igualdad de circunstancias);
•  Boicot (ejercer presión entre varios competidores contra otro agente económico);
•  Depredación de precios (la venta sostenida de bienes por debajo de su costo con el objetivo de incrementarlos posteriormente);
•  Subsidios cruzados; e
•  Incremento de costos de competidores.

Para que estas conductas se consideren violatorias de la ley, las personas o empresas que las realicen, tal como lo establecen los artículos 11, 12 y 13 de la LFCE, deben tener poder sustancial (es decir, poder suficiente para imponer condiciones) en el mercado relevante y realizar las prácticas respecto de bienes o servicios que correspondan a dicho mercado.

VER COMPENDIO DE LA LEY FEDERAL DE COMPETENCIA ECONOMICA EN MEXICO

FUENTE:

http://www.cfc.gob.mx/

Segun la clasificacion anterior, la industria tabacalera en Mexico es de tipo monopolica, ya que son dos organizaciones las que controlan el mercado y evitan la participación de otros fabricantes: Philip Morris y British American Tobacco. La primera, además de tabacaleras, posee plantas impresoras, empresas diseñadoras de envolturas, empaques y trasportes. Dueña de la Marlboro.

MERCADO

  • Es el área geográfica en la cual ocurren compradores y vendedores de una mercancía para realizar transacciones comerciales: comprar y vender a un precio determinado.
  • Grupo de personas más o menos organizado en constante comunicación para realizar transacciones comerciales.
  • Relación que existe entre oferentes y demandantes de bienes y servicios
  • Ámbito dentro del cual las relaciones de oferta y demanda concurren para la fijación de un precio.
  • Serie de transacciones que llevan a cabo los productores, intermediarios y consumidores para llegar a la fijación del precio de las mercancías.

Los elementos que concurren a la formación del mercado son:

  • De corto plazo.- El precio no se establece rápidamente y se encuentra determinado en gran parte por los costos del producto. La empresa puede variar la proporción en que emplea sus recursos pero no todos. En este tipo de mercado también se incluye el de mediano plazo, con las mismas características que el periodo corto.
  • De largo plazo.- El precio se establece lentamente y está determinado en buena medida por los costos de producción. E s un periodo lo bastante largo para que la empresa cambie la proporción en que utiliza sus recursos productivos (incluso puede variar todo).

De acuerdo con la competencia que se establece en el mercado, éste puede ser de dos tipos:

  • De competencia perfecta.- Es aquel en el que existen un gran número de compradores y vendedores de una mercancía; se ofrecen productos similares; existe libertad absoluta para los compradores y vendedores y no hay control sobre los precios ni reglamento para fijarlos. Por ello el precio de equilibrio se da cuando la cantidad ofrecida es igual a la cantidad demandada.

Las características o condiciones que debe cumplir para ser perfecta son:

    • La oferta y la demanda deben ser atómicas; constituidas por partes muy pequeñas. El número de oferentes y demandantes es tan grande, que ninguno de ellos en forma individual puede intervenir para modificar el precio.
    • Debe existir plena movilidad de mercancías y factores productivos (tierra, trabajo, capital y organización); la posibilidad de moverse con libertad en el mercado. Las empresas se comportan como rivales, como auténticas competidoras.
    • A las nuevas empresas que lo deseen y cuenten con recursos no se les debe impedir la entrada al mercado
    • Los poseedores de los factores productivos (demandantes y oferentes de mercancías y servicios) deben tener un perfecto conocimiento de todos los movimientos que ocurran en este.
    • Las mercancías deben ser homogéneas (producto tipificado). No debe haber diferencias entre ellas para que no exista la necesidad de la publicidad competitiva, sino solamente informativa.

La competencia perfecta y la competencia pura ambas tienen las mismas características, ya que el mercado de competencia perfecta o pura realmente no existe; más bien se puede afirmar que, en la medida en que no cumplan con dichas características, será menos perfecto o se alejará de la refección (mercado de competencia imperfecta).

En la competencia perfecta el precio se fija cuando la oferta y la demanda son mismas; el punto donde coinciden la oferta y la demanda se conoce como precio de equilibrio se expresa gráficamente de la siguiente manera:

Sin olvidar que la oferta y demanda representan intereses contrarios (fuerzas opuestas ya que los oferentes desean vender más a un precio más bajo para obtener mayor satisfacción).

'Mercado'

El punto de equilibrio tiende a mantenerse siempre y cuando no varíen la demanda y las ofertas; si ésta sufre modificaciones, el precio de equilibrio cambia. En competencia perfecta el precio depende del libre movimiento de la demanda y la oferta. Algunos cambios que pueden sufrir el precio de equilibrio son:

  • Aumento de la demanda con una oferta constante
  • Aumento de la oferta con una demanda constante
  • Disminución de la demanda con oferta constante
  • Disminución de la oferta con demanda constante
  • Aumento en la oferta y la demanda de la misma magnitud
  • Disminuciones en la oferta y la demanda de la misma magnitud
  • Aumentos de la oferta y la demanda de diferente magnitud
  • Disminuciones de la oferta y la demanda de diferente magnitud

Hay que tener presente las leyes de la oferta y la demanda (se dan en la competencia perfecta), aunque no funcionen en la realidad, sirven para comparar y criticar la forma de la demanda, la oferta y el precio en una economía y en un momento determinado.

  • De competencia imperfecta.- Existe en gran diversidad de mercados que operan en las economías y que desde el punto de vista de la competencia se han agrupado como mercados de competencia imperfecta (monopolio, oligopolio y competencia monopolista)

Características:

  • El numero de oferentes no es tan grande como en la competencia perfecta; puede ser un reducido número o bien un solo vendedor. En este caso los oferentes si pueden intervenir para modificar los precios.
  • No existe plena movilidad de mercancías y factores productivos. Existe o puede existir algún grado de control sobre las mercancías o los factores productivos.
  • No hay plena libertad para que nuevos oferentes entren al mercado, ya que puede haber control de patentes, control tecnológico, etc.
  • No existe perfecto conocimiento de todos los movimientos que ocurren en el mercado sobre todo de los demandantes. Es posible que los oferentes conozcan mejor los movimientos del mercado aunque no en forma perfecta.
  • Puede haber diferenciación de productos (los productos no son homogéneos). Debido a estas diferencias (reales o supuestas) de las mercancías puede existir la publicidad competitiva.

Con base en las imperfecciones de la competencia, se puede hablar de los siguientes mercados:

  • Monopolio.- un solo productor tiene el control absoluto del mercado; el monopolio puro es la negación absoluta de la competencia

– No existen productos sustitutos (el consumidor se ve obligado a comprar lo que produce el monopolista); el producto es totalmente diferente a los que existe en el mercado (si es que existe).

– La empresa puede modificar la cantidad de productos que ofrece con la finalidad de tener cierto control sobre el precio (normalmente disminuye la producción para aumentar sus ganancias con precios mayores).

– No hay competencia porque el productor monopolista controla todo el mercado

– Monopolio puro son algunos servicios públicos.

'Mercado'

  • Competencia monopolista.- pueden hacer que lo consumidores prefieran sus productos a los producidos por la competencia.
  • Existe diferenciación de productos en el mercado, de tal manera que los consumidores prefieren un artículo.
  • Esta característica le otorga cierto “poder monopolizador” algunos productores sobre los consumidores, por lo que pueden modificar su producción y sus precios aunque en forma limitada.
  • Las nuevas empresas que lo deseen pueden entrar al mercado si cuentan con los recursos necesarios.
  • Ej. De competencia monopolista: jabones para baño, pastas de dientes, cervezas, etc.

'Mercado'

    • Oligopolio.- Es aquella categoría general de modelos de mercados en que hay tan pocas empresas que la decisiones en cuanto a producción y precios que tome una de ellas puede influir en la decisiones y utilidades de las otras que participan en la industria.
  • Unos cuantos productores dominan el mercado, por lo que sus decisiones influyen en la producción y en el precio.
  • Puede haber o no diferenciación de productos (oligopolio perfecto e imperfecto).
  • Los productores no actúan en forma independiente; sus relaciones son de interdependencia ya que siempre tienen en cuenta las decisiones que toman sus competidores.
  • Existen productos sustitutos semejantes a la mercancía que produce el oligopolio.
  • Ej. De oligopolios: producción de cigarros, automóviles, etc.

 

Fuente: Fundamentos de la economía

Autor: José Silvestre Méndez, cuarta edición

Editorial: McGraw-Hill Interamericana,

Año: marzo del 2005 cedro Núm. 512, Col. Atrampa, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06450. México, D.F. Páginas 232, 235-241.

 

 

El valor es una cuestion social, lo que hay detrás d un valor de cambio, es el trabajo que tiene incorporado. Y mas que objetos se intercambia una relación social de producción en el que uno gana y otro pierde.

La teoría objetiva señala que el valor de un producto debe depender del trabajo y esfuerzo invertido en el, así se remunera a quien lo realiza de manera justa, mientras que la subjetiva sostiene que el valor esta determinado no por el trabajo sino por la necesidad de tener dicho producto, y el precio que se le fija esta relacionado con esta demanda y lo que esté dispuesto a pagar aquel que lo necesite.

TEORIA OBJETIVA DEL VALOR

Este paradigma socioeconómico subraya la relevancia que tiene el trabajo como fundamento de los procesos económicos y, por lo tanto, de las relaciones que establecen los actores sociales entre sí y la naturaleza, con la finalidad de apropiarse del plustrabajo. La acumulación de capitales, se busca de todas maneras. Procurando bajar los costos, reduciendo los salarios, extendiendo la jornada de trabajo (plusvalía absoluta), utilizando alta tecnología (plusvalía relativa) y extrayendo al máximo los recursos que la naturaleza suministra. La sistematización de conceptos de este modelo se sustenta en la teoría del valor cuyos primeros pensadores fueron David Ricardo y Adam Smith, superados posteriormente por Carlos Marx y Federico Engels.

La teoría del valor explica la crisis socioambiental, que involucra a toda la humanidad, como consecuencia de los modelos de desarrollo y de acumulación de capitales. Con respecto al modelo globalizado de economía y su relación con la naturaleza, dice James O´Connor lo siguiente:

“(…) el capitalismo es un sistema auto expansivo de crecimiento económico. Su meta es el crecimiento sin límites, el dinero en busca de más dinero. El medio de la expansión, y al mismo tiempo su meta, es la utilidad. Toda institución y práctica cultural capitalista se organiza para obtener utilidad y acumular capital. El crecimiento económico se ve también como el gran solvente social, como la “solución” a la pobreza, el desempleo, la distribución desigual de las riquezas y del ingreso. Los nuevos impuestos recaudados vienen de la acumulación de capital, así que pocos políticos se atreven a oponerse a la autoexpansión del mismo. Las compañías que no se orientan al crecimiento son severamente castigadas por los banqueros, el mercado accionario y los competidores. Los trabajadores que no quieren o no pueden cambiar de habilidades y lugar de residencia de acuerdo con la lógica de acumulación se quedan atrás, desempleados en el mejor de los casos, sin hogar o encarcelados…” (O´Connor, 1998: 27)

Es este modelo societario que se va expandiendo y subordina directamente la mano de obra, mano de obra antes campesina, hoy asalariada; la naturaleza antes libre y con un uso armónico, hoy artificializada. Rompe el tiempo de la naturaleza (lunas, mareas) e impone el tiempo del reloj, que, actualmente, se valoriza en dinero.

Es esa hegemonía del capital sobre todas las cosas, lo que genera la actual crisis ecológica. El afán de lucro a toda costa, es la razón directa de los procesos de destrucción de la naturaleza, a tal grado que cuestiona la propia reproducción del capital en un futuro. Kart Polanyi dice:

“Todos los tipos de sociedad están sometidos a factores económicos. Pero únicamente la civilización del siglo XIX fue económica en un sentido diferente y específico, ya que optó por fundarse sobre un móvil, el de la ganancia, cuya validez es muy raramente conocida en la historia de as sociedades humanas. De hecho nunca con anterioridad este rasgo había sido elevado a rango e justificación de la acción y el comportamiento de la vida cotidiana.” (Polanyi, 1985: 65-66)

Desde el punto de vista marxista la crisis socioambiental que vive el planeta, y se manifiesta en la República de Panamá, es la crisis del modelo de acumulación. Lo que llamamos hoy naturaleza es el resultado de la relación de los seres humanos con su ambiente, variables que se relacionan dialécticamente, y en estos momentos de desarrollo socio-tecnológico, la naturaleza se convierte en una naturaleza específicamente capitalista, naturaleza intervenida, donde se cosifica y se le pone precio a algo que no fue creado por el hombre. Enrique Leff resume categóricamente la racionalidad sistémica subyacente en el modelo capitalista.

“La racionalidad económica dominante se caracteriza por el desajuste entre las formas y ritmos de extracción, la explotación y transformación de los recursos naturales y las condiciones ecológicas para su conservación, regeneración y aprovechamiento sustentable. La aceleración de los ritmos de rotación del capital y la capitalización de la renta del suelo para maximizar las ganancias o los excedentes económicos en el corto plazo ha generado una creciente presión sobre el medio ambiente. Esta racionalidad económica ha estado asociada con patrones tecnológicos que tienden a uniformar los cultivos y reducir la biodiversidad. De esta manera, la transformación de ecosistemas complejos en pastizales o en campos de monocultivos ha conducido a una sobreexplotación del suelo, basada en insumos industriales y energéticos crecientes y cuya productividad (sobre todo en los ecosistemas tropicales) declina rápidamente.” (Leff, 2001: 102-103)

A continuación desarrollamos conceptos relacionados con la teoría marxista, los cuales permitirán entender hechos sociales que en apariencia son simples, mas son fuente de graves contradicciones económicas y sociales.

Forma no valor: El productor es aun dueño de sus medios de producción; no necesita vender su fuerza de trabajo ya que subsiste sin venderla; él decide vender su fuerza de trabajo cuando no tiene los medios de producción o cuando el salario pagado es considerablemente superior a sus entradas netas. El sistema capitalista, que hegemoniza la formación social panameña, trata de dominar los recursos naturales y la producción de los productores directos por medio del mercado, sí puede y es necesario, a través de la expropiación de sus tierras por medios económicos o políticas administrativas. Las regiones donde predomina la forma no valor, a nivel sistémico son área de reservas de trabajo, de recursos naturales y consumidores de mercancías.

El consumo de mercancías es la primera forma de contacto del modo de producción hegemónico con los productores agropecuarios, no insertos directamente en la lógica del mercado, posteriormente, el endeudamiento los hace más vulnerables, sobre todo para consumir mercancías no producidas por sus economías locales.

Entonces el campesino es su propio patrón, trabaja sus parcelas de forma tal que transfiere valor cuando vende sus productos excedentes en el mercado, aun cuando su producción sea pequeña. Es un intercambio de valores no equivalentes. El campesinado se encuentra subsumido en forma indirecta dentro del modo de producción hegemónico.

Forma valor: El trabajador es separado de sus condiciones objetivas de reproducción y su trabajo esta subsumido directamente por el capital. Las estructuras sociales que sustentan las formas no-valor deben ser destruidas o adaptadas para dar paso a la forma valor o forma capitalista. La crisis del agro tiene como causa la transformación de las formas de producción precapitalistas por las formas capitalistas de producción y/o la articulación de las formas precapitalistas dentro del modo de producción hegemónico.

Externalidades: es la influencia que tiene la acción de una persona o empresa en el bienestar de otras. Las externalidades pueden ser positivas o negativas. Con respecto al ambiente, las unidades productivas normalmente han externalizado sus costos ambientales, tomando de la naturaleza las materias primas y haciéndola receptáculo de sus desechos.

TEORIA SUBJETIVA DEL VALOR

Los defensores de la teoría del valor objetivo sostienen que el valor de una mercancía proviene de alguna cualidad objetiva como la cantidad de trabajo invertida en ella o los gastos incurridos en su fabricación.

Sin embargo, dice Tomás en su comentario a la Ética Nicomaquea de Aristóteles: las cosas derivan su valor de la “necesidad que tienen los hombres de las mismas”. En términos modernos, de su valor de uso.

Y aquí debemos prestar especial atención al concepto de “necesidad”.

La necesidad es, desde luego, relativa al sujeto. Cada cual, dadas sus características particulares, tendrá necesidades diferentes.

Así, Tomás reconoce que el sujeto es el más indicado para apreciar qué productos satisfacen mejor sus necesidades. De esta forma, en principio, podríamos afirmar que el precio justo de una mercancía es aquel que el consumidor esté dispuesto a pagar.

Sin embargo, esta afirmación debe ser matizada. El hecho de que la necesidad sea relativa no significa que deba ser relativista. El valor de una mercancía no puede fijarse según cualquier gusto o deseo caprichoso.

Según Tomás, la fijación del valor (y aquí está el punto clave) debe realizarse de acuerdo a un sentido de justicia, que reconozca cierto patrón objetivo dentro de la subjetividad propia de las preferencias humanas.

Hay un elemento objetivo en las necesidades humanas que debe servir como guía ética para las formaciones de precios, más allá de los factores puramente subjetivos.

De esta forma, en Tomás encontramos una especie de criterio de objetividad subjetiva (o subjetividad objetiva) para determinar el precio justo de un bien.

Ahora bien, ¿cuál ha sido la influencia de la teoría del valor de Tomás de Aquino?

Si revisamos la historia moderna del pensamiento económico, descubrimos que esta posición ha ejercido notable influencia por más de 600 años.

Aún en la primera mitad del siglo XX, los teóricos marginalistas (que sentaron las bases de la moderna ciencia económica) aceptaban muchos de los principios tomistas.

Carl Menger, fundador de la escuela austríaca, distinguía entre necesidades reales e imaginarias.

El italiano Wilfredo Pareto distinguía entre la utilidad (referida a una característica objetiva de los bienes) y la “ofelimidad” (la valoración o aspecto subjetivo). Así, en el enfoque de Pareto, la existencia de cosas necesarias y superfluas brindaba un criterio económico de valoración.

Sin embargo, la larga tradición que unía la economía y la ética se quiebra con el economista inglés Lionel Robbins, creador de la célebre definición: la economía es la ciencia que estudia la asignación óptima de medios escasos a fines múltiples y subjetivos dados.

En su “Ensayo sobre la Naturaleza y Significación de la Ciencia Económica” (1932), Robbins redefine la economía: de ser la ciencia de la riqueza pasa a ser la ciencia de la escasez.

En este enfoque, los fines de los individuos son radicalmente subjetivos y están dados. Así, quedan fuera del campo de estudio de la economía.

Desde el aporte de Robbins, los economistas se han desligado de la incómoda tarea de determinar qué es realmente necesario y qué es pura necesidad imaginaria.

Así, podríamos decir que Robbins establece un punto de inflexión en la historia de la teoría subjetiva del valor.

Antes, era una teoría subjetiva. Después, se convirtió en una teoría subjetivista. Lo subjetivo se ajusta a la realidad humana. Lo subjetivista, por el contrario, se deja guiar por la imaginación (la “loca de la casa”, según Santa Teresa).

Y esta “loca de la casa”, nos marea y nos conduce a las burbujas y errores de valuación de los que nos arrepentimos a la hora de la crisis.

 

REFERENCIAS:

http://www.eumed.net/libros/2007b/284/11.htm

http://www.materiabiz.com/mbz/gurues.vsp?nid=39163

 

El valor es la importancia que le damos a algo dependiendo de cuanto lo necesitemos, es por esto que dependiendo de la necesidad de los productos se fija un precio, que representa ya en unidades monetarias dicho valor.

El valor no solo se otorga en dinero, sino tambien en sentimientos, puesto que un objeto puede valer mucho para una persona por el tiempo que tiene, por haber sido regalo de alguien alguna herencia, etc. Mientras que para otra persona el mismo objeto pueda valer muy poco, e incluso nada.

Entonces concluimos que el valor lo determina cada persona de acuerdo a cuanto necesita eso que esta evaluando.

Valor

Precio y Valor

Valor y precio son dos palabras que muchas veces se intercambian pero tienen sentidos muy diferentes. El valor se refiere al beneficio que uno recibe de algo. El precio se refiere a cuánto cuesta comprarlo.

En un mundo perfecto, el precio de algo siempre reflejaría su valor para el comprador, pero casi nunca es así. Muchas personas solo se fijan en el precio de algo y en base a eso toman la decisión de comprar. En realidad tienes que fijarte también en el valor. Si ese valor (el beneficio para nosotros) es mayor al precio, es una buena compra. Pero si no, no es una buena compra, no importa el precio.

Por eso antes de comprar cualquier cosa, tenemos que tener claro cuál es el beneficio personal de tenerlo.  Por ejemplo, si una tienda ofrece a precio rebajado un juego de cazuelas que normalmente tienen un precio de $400 en solo $100, cualquiera diría que es una ganga y se debe comprar inmediatamente. Pero si ya tienes tres juegos de cazuelas en casa y solo usas uno, entonces realmente no tiene valor para ti tener un juego más. Comprar el juego, aunque sea a un descuento del 75% como doy en este ejemplo, sería botar el dinero. Es mejor usar esos $100 para algo que realmente te va a beneficiar. Este concepto se puede aplicar a todo, incluso a cosas más importantes que las cazuelas.

Al momento de contratar a un profesional, ya sea un contador, abogado de inmigración o asesor financiero, los que realmente son expertos y conocen su campo por lo general cobran un precio que muchos consideran alto. Pero si el resultado de esa asesoría es que tomas decisiones correctas que evitan problemas con el IRS, o puedes permanecer en el país o evitas un error financiero que te puede costar muchos miles de dólares, el valor que recibiste a cambio de lo que pagaste justifica el precio.

Pero si solo te fijas en el precio y optas por un consejero que ofrece un precio muy bajo pero no conoce su campo, las malas decisiones que tomes (porque te dieron malos consejos) pueden salirte realmente caras y a veces no se pueden corregir.

Esto no quiere decir que los que cobran un precio alto siempre son buenos o verdaderos expertos sino que tienes que ver mas allá de solamente el costo para saber si vale la pena o no.

Esta forma de pensar –comparar siempre el precio y el valor antes de gastar dinero– es una característica que comparten las personas que han hecho grandes fortunas.

1° Examen Parcial

EXAMEN PARCIAL 1

1.- ¿Cuál es la definición de economía que consideras representa mejor la actividad de los hombres para lograr sobrevivir en sociedad?

Según Lionel Robbins: “La economía es la ciencia que se encarga del estudio de la satisfacción de las necesidades humanas mediante bienes que siendo escasos tienen usos alternativos entre los cuales hay que optar”

Entonces pienso que la corriente subjetiva, pues el capitalismo es la mejor manera de que un país avance, donde cada quien obtiene lo que trabaja, el asalariado es remunerado por su producción y el capitalista se convierte en dueño de esta, asi ambos resultan beneficiados.

La clave del éxito es convertir las utilidades en capital, y asi invirtiendo se lograra obtener mas beneficios.

2.- ¿Describe una actividad económica de tu entorno y describe como participan los factores de producción, diga si es intensivo en trabajo o en capital?

La agricultura es una actividad económica común en mi municipio, pongo como ejemplo la siembra de papaya. Aquí puedo distinguir los diferentes factores de producción que la integran:

a)    Tierra: Las hectáreas donde se realiza la siembra. ( no siempre es literalmente el terreno, pueden ser todas las materias primas; entran también los canales naturales si es que existen)

b)    Trabajo: El arado de las tierras, la siembra y recolección de las papayas en los terrenos. Es realizado por los campesinos, también participan los ingenieros agrónomos en la planeación de la siembra para la temporada y como llevarla a cabo.

c)    Capital: Lo invertido para realizar toda la siembra; desde el efectivo, los tractores para el arado, y otras herramientas que se utilizan para producir.

 

3.- Analice las diferencias en los distintos modos de producción.
Todo comienza dese la comunidad  primitiva donde no existían clases sociales y se trabajaba para la propia satisfacción de las necesidades, después al comenzar a haber excedentes el hombre empieza a comercializar los productos y también con otros hombres, pues aparece el esclavismo, donde se explota el hombre por el hombre, convirtiéndolo también en un medio de producción en el que el esclavista se beneficia de lo que el esclavo produce. Después esto avanza a convertirse al modo asiático de producción donde no solo se explotan los hombres, si no a pueblos enteros por otros pueblos. Después, en la edad media los jefes militares de los pueblos conquistados fueron repartiendo las tierras entre sus súbitos leales y a estos se les unieron pequeños grupos de campesinos a quienes se les otorgaba protección a cambio de su trabajo, es decir, su producción ahora era remunerada al contrario del esclavismo, entonces es cuando hablamos del feudalismo, las relaciones sociales de producción asumen la forma de servidumbre.  La iglesia era dueña de todas las tierras pues era la mayor autoridad que existía, aun por encima de los reyes. Hubo a quienes no les pareció esta manera de distribución y estaban en desacuerdo con la iglesia Lutero y Calvino, quienes arrancan una revolución intelectual y el 14 de julio de 1789 Francia explota con su revolución y surge lo que ahora conocemos como el capitalismo, en donde las propiedades son de quienes las compran es decir, aparece la propiedad privada, y estos se benefician de quienes las trabajan, a cambio dan una remuneración por sus servicios y ambos resultan beneficiados, estableciendo así la relación social de explotación con base a la propiedad privada y los medios de producción. A diferencia del socialismo, en donde la relación es de cooperación y ayuda mutua, y  la propiedad puede pertenecer al estado o puede ser cooperativa. Este modo de producción aparece con el rompimiento de las relaciones sociales capitalistas en 1917 donde surge la URSS como primera nación bajo este nuevo desarrollo.

http://mariodasilva-unefa.nireblog.com/post/2008/10/07/modos-de-produccion

4.- ¿Cuál es la hipótesis central en la segunda lectura elegida por usted?

El tratado de Libre comercio, no solo ha traído beneficios a México, también ah traído aspectos negativos como una gran dependencia a esta nación, y el país vecino ah sabido aprovecharla pues explota de manera excesiva los recursos mexicanos a precios relativamente bajos. México necesita dejar de depender de Estados Unidos y abrir sus mercados a nuevas naciones para poder progresar.


5.- ¿De qué forma la economía se relaciona con otras ciencias?

Se relaciona a tres niveles:

En primer lugar con la Metafísica; que da los principios generales del ser y constituyen la causalidad de todas las ciencias.

En segundo lugar con la psicología que define los principios anímicos del hombre y de la ética que edifica los criterios supremos del valor. También tiene relaciones de segundo nivel con otras ciencias sociales tales como La sociología, derecho, ciencia política, etc.

Y otras relaciones de tercer nivel con ciencias tales como geografía, demografía, historia, matemáticas, estadística, etc. Las cuales proporcionan datos empíricos relacionados con lo económico.

http://www.mailxmail.com/curso-introduccion-ciencia-economica-1/relaciones-economia-ciencias

 

* Revisado en clase a tiempo

Valor

¿Cómo le hacen las personas para tomar sus decisiones de compra?

La respuesta no es muy sencilla de dar; sin embargo, algunos expertos en la materia afirman que la mayoría de personas basan sus decisiones de compra en “sus percepciones acerca del valor que proporcionan los distintos productos o servicios” [1]; lo cual, supera la barrera del precio más bajo o de mayor calidad.

Por ese motivo, en la actualidad se viene divulgando con mucha acertividad que las empresas exitosas no entregan productos a cambio de una ganancia, sino mas bien: Valor a cambio de una utilidad [2].

¿Cómo Perciben los Clientes el Valor de un Producto o Servicio?

Los clientes, en su gran mayoría, perciben el “valor” de un producto o servicio poniendo dos cosas en la balanza:

Por un lado: Todos los beneficios que obtienen al poseer o usar un producto o servicio.

Y por otro: El precio o todos los costos que implica su adquisición, consumo o utilización.

La diferencia de esta operación (beneficio menos precio), llega a representar el “valor” que percibe el cliente; el cual, es comparado con las otras ofertas existentes en el mercado.

Para comprender mejor esta afirmación, recordemos una fórmula (básica) que utilizan los departamentos de contabilidad para determinar si la empresa gana o pierde dinero al realizar una operación:

Ingresos totales – Costos totales = Utilidad para la empresa

De manera parecida, la mayoría de clientes realizan una operación (consciente o inconsciente, racional o irracional) para determinar si ganan o pierden al realizar una compra, utilizando la siguiente fórmula:

Beneficios Totales – Costos Totales = Utilidad para el cliente (valor)

Como es de suponer, el cliente se inclinará por la marca que le otorgue el mayor margen de utilidad (valor), dejando de lado las opciones que ofrecen los otros competidores.

Un detalle muy importante dentro de este análisis, es que la percepción acerca de los “beneficios” que ofrece un producto o servicio varía de cliente a cliente. Por ejemplo, algunos le pondrán más énfasis a los beneficios funcionales, como ser: tamaño, peso, forma, facilidad de uso, durabilidad, etc… Otros, se inclinarán más hacia los beneficios estéticos, por ejemplo: Cuán atractivo es el producto, cuán simpáticas son las personas que dan el servicio, etc… También, habrá otro grupo que se incline mas por los beneficios psicológicos, como ser: Tranquilidad, seguridad, autoestima, aceptación, sentido de pertenencia, etc… [3]. Otro grupo de personas se inclinarán más hacia los beneficios basados en los servicios que se ofrecen como un plus, por ejemplo: Capacitación, garantías, mantenimientos, actualizaciones, etc…

De igual manera, el factor “precio” no se refiere únicamente al precio de lista o de oferta que tiene un producto o servicio, sino que implica varios aspectos adicionales, tal y como lo observó Adam Smith hace más de 200 años: “El precio real de algo es la maraña de dificultades para adquirirlo”. Por tanto, el costo total o el precio real para el consumidor implica por lo general, lo siguiente: el precio monetario, el costo del tiempo que se emplea para tomar una decisión, el costo psicológico y el costo de la energía o del esfuerzo [2].

Ahora, considerando el contexto actual basado en la entrega de valor, se plantean las siguientes premisas para las “empresas inteligentes”:

  • 1ro. Determinar el conjunto de beneficios que oferta la empresa: Producto, servicios, personal, imagen, etc…
  • 2do. Determinar el precio real o costo total de cada producto o servicio: Precio monetario, costo del tiempo, costo psicológico y costo de energía.
  • 3ro. Determinar (mediante una investigación de mercados) como perciben los clientes actuales y potenciales el valor de cada producto o servicio (de los que oferta la empresa y la competencia).
  • 4to. Comparar el “valor percibido por el cliente” de los productos o servicios que ofrece la empresa con los que ofrece la competencia.
  • 5to. Si la empresa se encuentra en desventaja, tiene tres alternativas para remontar esa situación: A) Incrementar los beneficios para el consumidor, B) Disminuir el costo total, C) Hacer ambas cosas: incrementar los beneficios y disminuir el costo total.

Importancia de la Percepción de “Valor”, en la Actualidad

Hoy en día, los mercadólogos están emprendiendo una carrera por la “creación de valor”; el cual, se extiende más allá de sólo ofrecer los precios más bajos del mercado. Esta nueva tendencia se produce porque han comprendido que para el cliente, valor significa mucho mas que la cantidad de dinero cobrada por un producto [3].

Otra prueba de la creciente importancia que viene teniendo el concepto de “valor percibido por el cliente” es que varias empresas lo están considerando como una “variable” a usar para fijar los precios de sus productos o servicios. Por ejemplo, existen productos cuyo principal beneficio (bajo la percepción de sus clientes) es el status; por tanto, su precio será más elevado que el precio promedio del mercado y sus servicios serán más especializados, solo para mantener ese beneficio psicológico en su público objetivo.

Conclusiones:

Las empresas que pretendan alcanzar el éxito en sus respectivos mercados, y no simplemente sobrevivir en ellos, requieren de una filosofía empresarial que la haga capaz de entregar un valor superior a sus clientes. No es tarea fácil… Y requiere de un cambio de mentalidad que le permita visualizar dos principios fundamentales:

  1. El buen conocimiento de sus clientes, competidores y del entorno
  2. Establecer vínculos de estrecha colaboración con sus empleados, proveedores, distribuidores y otros, para en conjunto, brindarle a sus clientes: un valor superior [2].

 

 

Fuentes Consultadas:

[1]: Del libro: Fundamentos del marketing, de Philip Kotler y Gary Armstrong, 6ta Edición, Págs. 8 y 9.
[2]: Del libro: Dirección de mercadotecnia, de Philip Kotler, 8va Edición, Págs. 92, 36.
[3]: Del libro: Fundamentos del marketing, de Stanton, Etzel y Walker, 13va edición, Pág. 14.

http://www.promonegocios.net/mercadotecnia/valor.htm

Feudalismo

Sistema contractual de relaciones políticas y militares entre los miembros de la nobleza de Europa occidental durante la alta edad media. El feudalismo se caracterizó por la concesión de feudos (casi siempre en forma de tierras y trabajo) a cambio de una prestación política y militar, contrato sellado por un juramento de homenaje y fidelidad. Pero tanto el señor como el vasallo eran hombres libres, por lo que no debe ser confundido con el régimen señorial, sistema contemporáneo de aquél, que regulaba las relaciones entre los señores y sus campesinos. El feudalismo unía la prestación política y militar a la posesión de tierras con el propósito de preservar a la Europa medieval de su desintegración en innumerables señoríos independientes tras el hundimiento del Imperio Carolingio.

Orígenes

Cuando los pueblos germanos conquistaron en el siglo V el Imperio romano de Occidente pusieron también fin al ejército profesional romano y lo sustituyeron por los suyos propios, formados con guerreros que servían a sus caudillos por razones de honor y obtención de un botín. Vivían de la tierra y combatían a pie ya que, como luchaban cuerpo a cuerpo, no necesitaban emplear la caballería. Pero cuando los musulmanes, vikingos y magiares invadieron Europa en los siglos VIII, IX y X, los germanos se vieron incapaces de enfrentarse con unos ejércitos que se desplazaban con suma rapidez. Primero Carlos Martel en la Galia, después el rey Alfredo el Grande en Inglaterra y por último Enrique el Pajarero de Germania, cedieron caballos a algunos de sus soldados para repeler las incursiones sobre sus tierras. No parece que estas tropas combatieran a caballo; más bien tenían la posibilidad de perseguir a sus enemigos con mayor rapidez que a pie. No obstante, es probable que se produjeran acciones de caballería en este mismo periodo, al introducirse el uso de los estribos. Con total seguridad esto ocurrió en el siglo XI. Véase Orden de caballería.

Origen del sistema

Los caballos de guerra eran costosos y su adiestramiento para emplearlos militarmente exigía años de práctica. Carlos Martel, con el fin de ayudar a su tropa de caballería, le otorgó fincas (explotadas por braceros) que tomó de las posesiones de la Iglesia. Estas tierras, denominadas ‘beneficios’, eran cedidas mientras durara la prestación de los soldados. Éstos, a su vez, fueron llamados ‘vasallos’ (término derivado de una palabra gaélica que significaba sirviente). Sin embargo, los vasallos, soldados selectos de los que los gobernantes Carolingios se rodeaban, se convirtieron en modelos para aquellos nobles que seguían a la corte. Con la desintegración del Imperio Carolingio en el siglo IX muchos personajes poderosos se esforzaron por constituir sus propios grupos de vasallos dotados de montura, a los que ofrecían beneficios a cambio de su servicio. Algunos de los hacendados más pobres se vieron obligados a aceptar el vasallaje y ceder sus tierras al señorío de los más poderosos, recibiendo a cambio los beneficios feudales. Se esperaba que los grandes señores protegieran a los vasallos de la misma forma que se esperaba que los vasallos sirvieran a sus señores.

Feudalismo clásico

Esta relación de carácter militar que se estableció en los siglos VIII y IX a veces es denominada feudalismo Carolingio, pero carecía aún de uno de los rasgos esenciales del feudalismo clásico desarrollado plenamente desde el siglo X. Fue sólo hacia el año 1000 cuando el término ‘feudo’ comenzó a emplearse en sustitución de ‘beneficio’ este cambio de términos refleja una evolución en la institución. A partir de este momento se aceptaba de forma unánime que las tierras entregadas al vasallo eran hereditarias, con tal de que el heredero que las recibiera fuera grato al señor y pagara un impuesto de herencia llamado ‘socorro’. El vasallo no sólo prestaba el obligado juramento de fidelidad a su señor, sino también un juramento especial de homenaje al señor feudal, el cual, a su vez, le investía con un feudo. De este modo, el feudalismo se convirtió en una institución tanto política como militar, basada en una relación contractual entre dos personas individuales, las cuales mantenían sus respectivos derechos sobre el feudo.

Causas de la aparición del sistema feudal

La guerra fue endémica durante toda la época feudal, pero el feudalismo no provocó esta situación; al contrario, la guerra originó el feudalismo. Tampoco el feudalismo fue responsable del colapso del Imperio Carolingio, más bien el fracaso de éste hizo necesaria la existencia del régimen feudal. El Imperio Carolingio se hundió porque estaba basado en la autoridad de una sola persona y no estaba dotado de instituciones lo suficientemente desarrolladas. La desaparición del Imperio amenazó con sumir a Europa en una situación de anarquía: cientos de señores individuales gobernaban a sus pueblos con completa independencia respecto de cualquier autoridad soberana. Los vínculos feudales devolvieron cierta unidad, dentro de la cual los señores renunciaban a parte de su libertad, lo que era necesario para lograr una cooperación eficaz. Bajo la dirección de sus señores feudales, los vasallos pudieron defenderse de sus enemigos, y más tarde crear principados feudales de cierta importancia y complejidad. Una vez que el feudalismo demostró su utilidad local reyes y emperadores lo adoptaron para fortalecer sus monarquías.

Plenitud

El feudalismo alcanzó su madurez en el siglo XI y tuvo su máximo apogeo en los siglos XII y XIII. Su cuna fue la región comprendida entre los ríos Rin y Loira, dominada por el ducado de Normandía. Al conquistar sus soberanos, a fines del siglo XI, el sur de Italia, Sicilia e Inglaterra y ocupar Tierra Santa en la primera Cruzada, establecieron en todas estas zonas las instituciones feudales. España también adoptó un cierto tipo de feudalismo en el siglo XII, al igual que el sur de Francia, el norte de Italia y los territorios alemanes. Incluso Europa central y oriental conoció el sistema feudal durante un cierto tiempo y en grado limitado, sobre todo cuando el Imperio bizantino se feudalizó tras la cuarta Cruzada. Los llamados feudalismos del antiguo Egipto y de Persia, o de China y Japón, no guardan relación alguna con el feudalismo europeo, y sólo son superficialmente similares. Quizá fueran los samurais japoneses los que más se asemejaron a los caballeros medievales, en particular los shoguns de la familia Ashikaga; pero las relaciones entre señores y vasallos en Japón eran diferentes a las del feudalismo de Europa occidental.

Características

En su forma más clásica, el feudalismo occidental asumía que casi toda la tierra pertenecía al príncipe soberano —bien el rey, el duque, el marqués o el conde— que la recibía “de nadie sino de Dios”. El príncipe cedía los feudos a sus barones, los cuales le rendían el obligado juramento de homenaje y fidelidad por el que prestaban su ayuda política y militar, según los términos de la cesión. Los nobles podían ceder parte de sus feudos a caballeros que le rindieran, a su vez, homenaje y fidelidad y les sirvieran de acuerdo a la extensión de las tierras concedidas. De este modo si un monarca otorgaba un feudo de doce señoríos a un noble y a cambio exigía el servicio de diez caballeros, el noble podía ceder a su vez diez de los señoríos recibidos a otros tantos caballeros, con lo que podía cumplir la prestación requerida por el rey. Un noble podía conservar la totalidad de sus feudos bajo su dominio personal y mantener a sus caballeros en su señorío, alimentados y armados, todo ello a costa de sufragar las prestaciones debidas a su señor a partir de su propio patrimonio y sin establecer relaciones feudales con inferiores, pero esto era raro que sucediera ya que los caballeros deseaban tener sus propios señoríos. Los caballeros podían adquirir dos o más feudos y eran proclives a ceder, a su vez, parte de esas posesiones en la medida necesaria para obtener el servicio al que estaban obligados con su superior. Mediante este subenfeudamiento se creó una pirámide feudal, con el monarca en la cúspide, unos señores intermedios por debajo y un grupo de caballeros feudales para servir a la convocatoria real.

Los problemas surgían cuando un caballero aceptaba feudos de más de un señor, para lo cual se creó la institución del homenaje feudatario, que permitía al caballero proclamar a uno de sus señores como su señor feudal, al que serviría personalmente, en tanto que enviaría a sus vasallos a servir a sus otros señores. Esto quedaba reflejado en la máxima francesa de que “el señor de mi señor no es mi señor” de ahí que no se considerara rebelde al subvasallo que combatía contra el señor de su señor. Sin embargo, en Inglaterra, Guillermo I el Conquistador y sus sucesores exigieron a los vasallos de sus vasallos que les prestaran juramento de fidelidad.

Obligaciones del vasallo

La prestación militar era fundamental en el feudalismo, pero estaba lejos de ser la única obligación del vasallo para con su señor. Cuando el señor era propietario de un castillo, podía exigir a sus vasallos que lo guarnecieran, en una prestación denominada ‘custodia del castillo’. El señor también esperaba de sus vasallos que le atendieran en su corte, con objeto de aconsejarle y de participar en juicios que afectaban a otros vasallos. Si el señor necesitaba dinero, podía esperar que sus vasallos le ofrecieran ayuda financiera. A lo largo de los siglos XII y XIII estallaron muchos conflictos entre los señores y sus vasallos por los servicios que estos últimos debían prestar. En Inglaterra, la Carta Magna definió las obligaciones de los vasallos del rey; por ejemplo, no era obligatorio procurar ayuda económica al monarca salvo en tres ocasiones: en el matrimonio de su hija mayor, en el nombramiento como caballero de su primogénito y para el pago del rescate del propio rey. En Francia fue frecuente un cuarto motivo para este tipo de ayuda extraordinaria: la financiación de una Cruzada organizada por el monarca. El hecho de actuar como consejeros condujo a los vasallos a exigir que se obtuviera su beneplácito en las decisiones del señor que les afectaran en cuestiones militares, alianzas matrimoniales, creación de impuestos o juicios legales.

Herencia y tutela

Otro aspecto del feudalismo que requirió una regulación fue la sucesión de los feudos. Cuando éstos se hicieron hereditarios, el señor estableció un impuesto de herencia llamado ‘socorro’. Su cuantía fue en ocasiones motivo de conflictos. La Carta Magna estableció el socorro en 100 libras por barón y 5 libras por caballero; en todo caso, la tasa varió según el feudo. Los señores se reservaron el derecho de asegurarse que el propietario del feudo fuese leal y cumplidor de sus obligaciones. Si un vasallo moría y dejaba a un heredero mayor de edad y buen caballero, el señor no tenía por qué objetar su sucesión. Sin embargo, si el hijo era menor de edad o si el heredero era mujer, el señor podía asumir el control del feudo hasta que el heredero alcanzara la mayoría de edad o la heredera se casara con un hombre que tuviera su aprobación. De este modo surgió el derecho señorial de tutela de los herederos menores de edad o de las herederas y el derecho de vigilar sobre el matrimonio de éstas, lo que en ciertos casos supuso que el señor se eligiera a sí mismo como marido. La viuda de un vasallo tenía derecho a una pensión de por vida sobre el feudo de su marido (por lo general un tercio de su valor) lo que también llevaba a provocar el interés del señor por que la viuda contrajera nuevas nupcias. En algunos feudos el señor tenía pleno derecho para controlar estas segundas nupcias. En el caso de muerte de un vasallo sin sucesores directos, la relación de los herederos con el señor variaban: los hermanos fueron normalmente aceptados como herederos, no así los primos. Si los herederos no eran aceptados por el señor, la propiedad del feudo revertía en éste, que así recuperaba el pleno control sobre el feudo; entonces podía quedárselo para su dominio directo o cederlo a cualquier caballero en un nuevo vasallaje.

Ruptura del contrato

Dado el carácter contractual de las relaciones feudales cualquier acqción irregular cometida por las partes podía originar la ruptura del contrato. Cuando el vasallo no llevaba a cabo las prestaciones exigidas, el señor podía acusarle, en su corte, ante sus otros vasallos y si éstos encontraban culpable a su par, entonces el señor tenía la facultad de confiscar su feudo, que pasaba de nuevo a su control directo. Si el vasallo intentaba defender su tierra, el señor podía declararle la guerra para recuperar el control del feudo confiscado. El hecho de que los pares del vasallo le declararan culpable implicaba que moral y legalmente estaban obligados a cumplir su juramento y pocos vasallos podían mantener una guerra contra su señor y todos sus pares. En el caso contrario, si el vasallo consideraba que su señor no cumplía con sus obligaciones, podía desafiarle —esto es, romper formalmente su confianza— y declarar que no le consideraría por más tiempo como su señor, si bien podía seguir conservando el feudo como dominio propio o convertirse en vasallo de otro señor. Puesto que en ocasiones el señor consideraba el desafío como una rebelión, los vasallos desafiantes debían contar con fuertes apoyos o estar preparados para una guerra que podían perder.

Autoridad real

Los monarcas, durante toda la época feudal, tenían otras fuentes de autoridad además de su señorío feudal. El renacimiento del saber clásico supuso el resurgimiento del Derecho romano, con su tradición de poderosos gobernantes y de la administración territorial. La Iglesia consideraba que los gobernantes lo eran por la gracia de Dios y estaban revestidos de un derecho sagrado. El florecimiento del comercio y de la industria dio lugar al desarrollo de las ciudades y a la aparición de una incipiente burguesía, la cual exigió a los príncipes que mantuvieran la libertad y el orden necesarios para el desarrollo de la actividad comercial. Esa población urbana también demandó un papel en el gobierno de las ciudades para mantener su riqueza. En Italia se organizaron comunidades que arrebataron el control del país a la nobleza feudal que incluso fue forzada a residir en algunas de las urbes. Las ciudades situadas al norte de los Alpes enviaron representantes a los consejos reales y desarrollaron instituciones parlamentarias para conseguir voz en las cuestiones de gobierno, al igual que la nobleza feudal. Con los impuestos que obtuvieron de las ciudades, los príncipes pudieron contratar sirvientes civiles y soldados profesionales. De este modo pudieron imponer su voluntad sobre el feudo y hacerse más independientes del servicio de sus vasallos.

Decadencia

El feudalismo alcanzó el punto culminante de su desarrollo en el siglo XIII; a partir de entonces inició su decadencia. El subenfeudamiento llegó a tal punto que los señores tuvieron problemas para obtener las prestaciones que debían recibir. Los vasallos prefirieron realizar pagos en metálico ( scutagium, ‘tasas por escudo’) a cambio de la ayuda militar debida a sus señores; a su vez éstos tendieron a preferir el dinero, que les permitía contratar tropas profesionales que en muchas ocasiones estaban mejor entrenadas y eran más disciplinadas que los vasallos. Además, el resurgimiento de las tácticas de infantería y la introducción de nuevas armas, como el arco y la pica, hicieron que la caballería no fuera ya un factor decisivo para la guerra. La decadencia del feudalismo se aceleró en los siglos XIV y XV. Durante la guerra de los Cien Años, las caballerías francesa e inglesa combatieron duramente, pero las batallas se ganaron en gran medida por los soldados profesionales y en especial por los arqueros de a pie. Los soldados profesionales combatieron en unidades cuyos jefes habían prestado juramento de homenaje y fidelidad a un príncipe, pero con contratos no hereditarios y que normalmente tenían una duración de meses o años. Este ‘feudalismo bastardo’ estaba a un paso del sistema de mercenarios, que ya había triunfado en la Italia de los condotieros renacentistas.

Su papel en el desarrollo político

La figura jurídica del feudo estaba contenida en el derecho consuetudinario de Europa occidental y en aspectos feudales como la tutela y el matrimonio, la revertibilidad y la confiscación, que continuaron en vigor después de que la prestación militar hubiera desaparecido. En Inglaterra las posesiones feudales fueron abolidas por ley en 1660, pero se prolongaron en algunas zonas de Europa hasta que el derecho consuetudinario fue sustituido por el Derecho romano, proceso concluido por el emperador Napoleón a principios del siglo XIX.

 

El esclavismo surge cuando aparece la propiedad privada, acompañada de dos clases:

– El esclavista: Quien era dueña del producto y quien lo producia.

y

– El esclavo: Quien se encargaba de la produccion.

Las relaciones sociales existentes en esa epoca eran la explotacion de Hombre – Hombre, donde el esclavo otorgaba su esfuerzo al esclavista sin recibir ningun tipo de remuneracion ademas del alimento y la proteccion.

Durante el esclavismo surgieron tecnologias y avances que ayudaron a desarrollar mejor los trabajos, tales como la ganaderia, agricultura y arquitectura. Utilizando avances como taladros hechos de piedras y diamante para perforar, canales de riego para la distribucion de las aguas y modelos arquitectonicos para la construccion de edificios colosales.

Tambien surgio el comercio, y con ello hombres llamados mercaderes que se dedicaban completamente a esto, acompañado de la aplicacion de la moneda como bien de intercambio para productos y esclavos.

Comunidad Primitiva

La comunidad primitiva es precisamente la primera forma en que los hombres se organizan para satisfacer sus necesidades. La comunidad primitiva surge con el hombre mismo.

Cuando empieza a desarrollar la sociedad, también aparece la comunidad primitiva que va a durar miles de años, hasta que los hombres desarrollen sus fuerzas productivas y sus relaciones sociales de producción.

El hombre fue nómada al principio porque dependía directamente de lo que la naturaleza le proporcionaba; se dedicaba a la recolección de frutos y a la pesca, siguiendo el curso de los ríos.

En esta sociedad de comunidad existía propiedad colectiva de los medios de producción, por lo que la producción también se realizaba en forma conjunta (trabajo comunitario). Todo esto trajo como consecuencia la distribución comunitaria de los bienes.

Al no existir la propiedad privada de los medios de producción, tampoco existen las clases sociales y, por tanto, las relaciones sociales de producción de la comunidad primitiva son relaciones de cooperación y ayuda mutua, relaciones armónicas; es decir, no existe la explotación del hombre por el hombre.

Esta sociedad sigue su desarrollo hasta que aparece la primera división social del trabajo los que se dedican a la caza y la pesca, y la segunda división de trabajo, los que se dedican a la agricultura y el pastoreo. Al continuar la sociedad su desarrollo, se va produciendo más de lo que esta necesita para su subsistencia, y se crea así el excedente económico. Esto va hacer posible el intercambio (trueque) y surge los mercaderes, lo que representa la tercera división social del trabajo.

Modo de asiático de producción

La importancia del modo asiático de producción radica en que es un sistema precapitalista con rasgos similares a varios modos de producción, siendo sin embargo diferente a ellos.

El modo de producción asiático no se confunde con la comunidad primitiva, puesto que su funcionamiento implica y desarrolla la explotación del hombre por el hombre, la formación de una clase dominante, y aparece mas bien como una forma de evolución y de disolución de las comunidades primitivas ligadas a nuevas formas de producción como la agricultura sedentaria, la intensificación de la ganadería, el uso de metales, etc.

Unas de las características que lo diferencias de la comunidad primitiva son; existe la explotación del hombre por el hombre, existe una clase dominante, esta ligado a formas de producción más desarrolladas: agricultura y ganadería.

Otra característica importante del modo de producción asiático es que una comunidad explota colectivamente a otra comunidad.

Esclavismo

En el esclavismo aparece y se desarrolla la propiedad privada de los medios de producción. La propiedad se da sobre el producto total y sobre el propio productor (esclavo).

Aparecen dos clases sociales fundamentales y antagónicas: los esclavistas que son los dueños de los medios de producción y los esclavos que no son propietarios de los medios de producción.

La base de la producción es el esclavo que realiza las actividades productivas.

La existencia de esclavos que se dedican a las labores productivas propiamente dichas permite la existencia de ciertas clases que cultivan la filosofía, la astronomía, las matemáticas, y otras ciencias. Las fuerzas productivas se desarrollan ampliamente durante el modo de producción esclavista; como prueba de ello tenemos:

El desarrollo de la agricultura, en Egipto alcanzo niveles muy altos, estableciendo nuevos cultivos como el trigo, la avena y el mijo.

La construcción alcanzo grandes niveles; prueba de ello son las pirámides y tumbas egipcias.

Se desarrolla la ganadería, cobrando auge curtiduría de pieles usadas para vestir, como ornamento y auxiliar en la construcción.

Es notable la utilización de piedras preciosas como rubíes y diamantes para producir taladros y otros instrumentos para cortar y perforar.

Los sistemas de riegos fueron muy importantes en la epoca, abarcando la captación, conducción y distribución del agua para la agricultura y la ganadería.

El comercio se desarrollo ampliamente en el esclavismo, apareciendo un grupo de gente que se va a dedicar a esta actividad: los mercaderes. Así mismo apareció y se desarrollo la moneda que facilita el intercambio de productos.

Feudalismo

El feudalismo es el régimen característico de a edad media europea. Su importancia ahí radica en que constituye la forma de la que nacerá el sistema predominante hoy en la mayor parte del mundo, el capitalista.

Los jefes militares de los pueblos conquistadores fueron repartiendo la tierra a sus súbitos leales, a sus incondicionales que en esta forma llegaron a dominar importantes porciones de tierra. Al mismo tiempo, muchos pequeños campesinos libres fueron reuniendo alrededor de un gran señor para que les pidiera protección.

Surgen así dos instituciones fundamentales del desarrollo feudal: el feudo y la servidumbre.

El feudo es una porción de tierra más o menos amplia más o menos amplia que le pertenece hereditariamente a un señor (señor feudal) a cambio de que preste servicios militares al rey o a los jefes militares de más alta jerarquía. Este señor feudal ejerce un gran poder económico y político sobre sus tierras.

El señor feudal entrega porciones de tierra a los siervos para que la cultiven a cambio de una renta o tributo.

La servidumbre es la forma que asumen las relaciones sociales de producción durante el feudalismo. Se basa en la asistencia de dos clases sociales fundamentales y antagónicas:

El feudalismo era un sistema natural, cerrado: se producía para satisfacer las necesidades del feudo, no para negociar o comerciar. Era una economía rural: la actividad principal era la agricultura alrededor de la cual florecieron los oficios que muchas veces realizaban los propios campesinos siervos.

No se producían mercancías (bienes para intercambiarse) en el feudalismo, por lo que casi no se desarrolla el comercio en esta época. El comercio y el uso de dinero vuelven a ser importantes en la época de transición del feudalismo al capitalismo.

Las ciudades surgen cuando se desarrollan los Burgos a orillas de los feudos, representando centros comerciales y artesanales.

El sistema feudal dura aproximadamente lo que dura la edad media, del siglo v al xv de nuestra era.

Capitalismo

En los últimos siglos del feudalismo se dio una serie de cambios importantes que sustituirían la estructura feudal dominante por una nueva, la capitalista.

Algunos de estos cambios fueron:

Ampliación de la producción y productividad en los centros artesanales.

Amplio desarrollo del comercio basado en la producción de mercancías que ya se realizaba en las ciudades.

Desarrollo del capital comercial que concentra recursos para ampliar la producción y el comercio.

Desarrollo de mercados locales y regionales hasta llegar a la formación de mercados nacionales.

Los descubrimientos geográficos permitieron el ensanchamiento del comercio.

Un elemento importante para entender la transición del feudalismo al capitalismo lo constituyen las revoluciones burguesas que acabaron con el poder de los señores feudales, instaurando el poder de la burguesía.

Producción y mercancías.

La producción generalizada de mercancía es una condición indispensable para el desarrollo del capitalismo. La producción de mercancías ha tenido tres formas históricas básicas:

La producción mercantil simple

La manufactura

Producción maquinizada

Fases históricas del capitalismo

El sistema capitalista ha atravesado por dos fases históricas:

La premonopolista o de libre competencia que abarca del siglo XVI al ultimo tercio del siglo XIX.

Imperialista o monopolista, que abarca del último tercio del siglo XIX a nuestros días.

Características del capitalismo

Las principales características del capitalismo son:

Existe propiedad privada sobre los medios de producción ( igual que en el esclavismo y feudalismo).

Existen dos clases sociales fundamentales y antagónicas.

Las relaciones sociales de producción son de explotación con base de la propiedad privada de los medios de producción.

Existe anarquía de la producción porqué cada capitalista decide que, cuanto y donde producir e invertir.

El desarrollo económico de la ciudad y del campo es desigual.

Socialismo

El socialismo es el modo de producción que se desarrollo en el siglo XX como consecuencia del rompimiento de las relaciones sociales capitalistas. En efecto, en 1917 surgió la primera nación que se desarrollo bajo este nuevo modo de producción: la URSS (Unión de Republica Socialista Soviéticas).

Las principales características del modo de producción socialista son:

Existe propiedad social sobre los medios de producción. Puede ser propiedad estatal, cooperativa o asumir otra forma.

Siguen existiendo diferencias entre las clases sociales, aunque estas ya no serán antagónicas.

Las relaciones sociales de producción son de cooperación y ayuda mutua.

Desaparece la explotación del hombre por el hombre.

Existe planificación central de la producción, desapareciendo la anarquía que privaba en el sistema capitalista.

El desarrollo de la ciudad y del campo y las diferentes zonas y regiones geoeconómicas tiende a la armonía gracias a la planificación.

Desarrollo y Subdesarrollo

El desarrollo es un nivel socioeconómico alcanzado por algunos países. El desarrollo económico implica algunas características que se refiere tanto a cambios cuantitativos como, sobre todo, a cambios cualitativos.

El desarrollo económico representa mejores niveles de vida para la población en su conjunto. Implica que los niveles de vida se van mejorando día con día, lo que representa cambios cuantitativos y cualitativos.

El desarrollo económico implica no solamente incrementos cuantitativos sino mejoras en las condiciones de vida para la población en su conjunto: crecimiento del ingreso nacional con un mejor reparto de la riqueza entre los habitantes del país; crecimiento del empleo con mejores ingresos reales para los trabajadores; mas y mejores escuelas para mayor numero de personas, etc.

En síntesis, podemos afirmar que el desarrollo económico es una categoría histórica que se refiere a la satisfacción de las necesidades básicas de la sociedad, que dicha satisfacción y necesidades se van incrementando a medida que se sigue desarrollando la sociedad.

Subdesarrollo, hemos oído hablar de países subdesarrollados para referirse a países como México. Cuando se habla de subdesarrollo se hace mención principalmente a los países de América Latina y algunos de Asia y África.

Etimológicamente, subdesarrollado quiere decir “abajo del desarrollo”, es decir, se de la connotación de que el subdesarrollo es una etapa para llegar al desarrollo.

Valoración de la Fuente

Si es confiable el autor Martin Carlos Ramales Osorio, a continuación una parte de su trayectoria:

Licenciado en Economía, estudios de maestría en política económica y diplomado en fundamentos para el análisis de política económica (macroeconomía) UNAM. Diplomado en Administración Pública UIA. Máster en Integración Económica Global y Regional (Economía Internacional), Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Profesor-investigador de tiempo completo en la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM), en la que imparte las asignaturas de: Economía de México, Teoría Económica y Finanzas Públicas.

Colaborador del Grupo de Investigación Eumed.net (www.eumed.net) de la Universidad de Málaga, España.

Colaborador de los diarios regionales Tiempo de Oaxaca y El Rotativo. Miembro fundador de la Asociación de Periodistas Independientes de la Mixteca (APIM, A. C.: http://www.realidadesapim.com)

¿Cómo se Presenta la Información?

El autor presenta el tema a través de opiniones e inferencias acerca del tema, pero antes de hacerlas presenta hechos e información acerca de ellas.

Lenguaje

Utiliza un lenguaje subjetivo, pues expresa su opinión, sentimientos y descontento con la situación Mexicana ante las negociaciones con Estados Unidos.

Propósito del Autor

Pretende informar a los lectores sobre la situación dependiente de México ante la economía Estadounidense, y por una parte persuadirlos para que lo vean desde su mismo punto de vista, en un modo de desacuerdo.

Objeto del Autor

Expresa su opinión en cuanto a la excesiva dependencia que tiene México de Estados Unidos a partir del TLC, y propone que no debería ser así.

Tono

Se expresa con un tono de reprocho hacia la actual situación y de coraje demostrando su descontento con lo que está sucediendo.

Tema

Cuando Estados Unidos mantiene su economía, México goza de una prospera economía también, sin embargo al entrar dicho país en crisis, México sufre fuertemente un desbalance económico y una fuerte crisis financiera.

Hipótesis

Es verdad que México es exportador a otros países no solo de América sino de Europa, pero tiene que dejar de depender casi en su totalidad de Estados Unidos, pues con el TLC no solo se ah dependido fuertemente de este país, sino que han ocurrido diversos abusos en cuanto a la explotación de trabajadores y productos . Se tienen que buscar alternativas para solucionar este problema.

Ambigüedades y Elementos Tendenciosos

Menciona que desde el TLC México ah fortalecido sus relaciones con los países Norteamericanos al mismo tiempo que la economía, pero también menciona que esto nos ah traído dependencias y abusos a nuestros trabajadores en cuanto a no pago de horas extras, aguinaldos, y otras prestaciones que deberían tener, así como a la mala explotación de nuestros recursos.

La economia se relaciona con otras ciencias a tres niveles:

Comensando por la Metafisica, que da los princios generales del ser y constituyen la causalidad de todas las ciencias.

Despues por la psicologia que define los principios animicos del hombre y de la etica que edifica los criterios supremos del valor.

Tambien tienerelaciones de segundo nivel con otras ciencias sociales tales como La sociologia, derecho, ciencia politica, etc.  Y otras relaciones de tercer nivel con ciencias tales como geografia, demografia, historia, matematicas, estadistica, etc. Las cuales proporcionan datos empiricos relacionados con lo economico.

La ciencia económica “es la ciencia que estudia el comportamiento humano como una relación entre fines y medios escasos que poseen unos usos alternativos”

Los principios económicos vienen determinados o influenciados y, a su vez, determinan e influencian muchas ramas del conocimiento de las ciencias físicas y sociales. Las principales son:

Tecnología

Relaciona al hombre con su medio físico, tanto el mundo natural como las modificaciones llevadas a cabo por los científicos.

ejemplo, la revolución de los transportes “ha aniquilado las distancias”; al reducir los costes, ha hecho posible el cambio de la producción de pequeñas unidades a la producción en gran escala, que resulta mucho más económica debido a que se puede explotar las economías de escala.

La característica clave de una decisión económica reside en que implica una elección sobre la base de la comparación del coste y del beneficio.

Derecho

La actividad económica funciona dentro de las condiciones impuestas por el hombre, la más importante de estas condiciones es la ley que gobierna la propiedad.

En un país democrático la mayor parte de la propiedad es privada; un sistema de mercados competitivos y la iniciativa privada es la base de su estructura. La ley que gobierna la formación y conducta de las empresas es la segunda; la de contratos es la tercera.

La organización industrial ha mantenido sus mercados en una situación más competitiva de lo que hubiera sido en su ausencia. Además hoy en día en los mercados existe un cambio de actitud con respecto a la economía pues esta ha dado lugar a una nueva legislación anti-monopolio.

Psicología

La forma en que los hombres reaccionan a las condiciones cambiantes, las dificultades y las oportunidades, afectaran sus decisiones económicas.

Los hombres a menudo actúan impulsivamente, quizá contra sus propios intereses, o con un espíritu público quizá igualmente opuesto a sus propios intereses personales, los hombres actúan para satisfacer ciertos objetivos con preferencia a otros, es decir, que poseen una “escala de preferencias” que gobierna sus elecciones.

Lógica

La economía sigue los métodos lógicos de razonamiento que se emplean en todas las ciencias “empíricas”, es decir, aquellos basados en la experimentación.

La proposición particular describe la causa de la ocurrencia, y la predicción específica o deducción describe el efecto. Todas las ciencias empíricas son así sistemas de hipótesis de lo que es posible obtener una visión del mundo mediante la deducción pura.

La economía intenta establecer proposiciones que sean universalmente aplicables y que sean capaces de explicar la realidad y susceptibles de verificación.

Las leyes de la economía proporcionan una guía para la política indicando la dirección que pueden tomar las consecuencias no esperadas de las acciones.

Matemática, Estadísticas

La economía se interesa por las cantidades, o mejor, por sus cambios en el margen.

El leguaje y las técnicas de la matemática avanzada son de gran utilidad para el razonamiento deductivo, aunque su empleo en economía pueda obligar a algún economista a sacrificar la claridad en aras de la elegancia, e ir demasiado lejos al hacer suposiciones que, aunque ciertas sobre el papel, son irrelevantes a fines prácticos.

La estadística es utilizada cada vez en mayor grado por el economista; representa para él un sustituto de los experimentos controlados que no puede llevar a cabo debido a la imposibilidad de aislar los fenómenos sociales. Estas categorías no sólo afectan al empleo y la demanda, sino también se influencian entre sí.

Política, Sociología, Ética

La política es la ciencia que estudia las relaciones entre los ciudadanos y el estado. La sociología es la ciencia que estudia los grupos de la sociedad humana. La ética es la ciencia de la naturaleza moral de carácter y comportamiento humano.

La economía es una ciencia behaviorista (del comportamiento), y no una ciencia normativa. La esencia de la economía reside en la explicación del fenómeno del valor.

Esto corresponde a la sociología, la política, o la ética. Políticamente o moralmente puede ser deseable que todos los hombres estén plenamente ocupados.

Estos son juicios de valor que se ocupa únicamente por las causas y repercusiones del sobre-empleo o el sub empleo.

 

Lauro Soto, Ensenada, BC, México.

Valoración de la fuente

La fuente es confiable ya que fue publicada en una institución seria y reconocida a nivel nacional e internacional: La Universidad de Colima, además de la importante trayectoria de los autores que colaboran para escribirlo, así como las fuentes que citan en el mismo y su experiencia profesional.

Juan José Palacios Lara, profesor- investigador y coordinador de Estudios Transnacionales, Departamento de estudios políticos, de la U de G, Juan González García, profesor-investigador director de la facultad de economía de la Universidad de Colima y José Ernesto Rangel Delgado, profesor-investigador de la facultad de Economía y director del Centro de Estudios e Investigaciones sobre la Cuenca del Pacifico/ Centro de Estudios APEC, Universidad de Colima entre otros.

Como se Presenta la Información

El autor presenta el tema a través de hechos, pues cita los siguientes datos:

“En 2000 la Inversión canadiense en México fue de 3,371 millones de dólares canadienses, pero decreció en 2003 a 3,11 millones de dólares canadienses, mientras que en China en el año 2000 había invertido 505 millones de dólares canadienses, aumento en el 2003 a 950 millones de dólares canadienses, incrementando 168 % su inversión.” Pág. 79

Sin embargo no hace inferencias sobre estos hechos ni sugiere conclusiones, aunque con estos da a entender la ventaja que toma China sobre México porcentualmente en cuanto a las inversiones canadienses.

Lenguaje

Es de tipo objetivo, pues solo expone la información sobre la ascendiente inversión canadiense en china, y como ésta quita terreno a México en el mercado.

Propósito del Autor

El autor pretende informar sobre el pobre desempeño en México en cuanto a las nuevas tecnologías y modos de manufacturación, resaltando la evidente incompetencia de México ante la infraestructura China.

Objeto

El autor tiene como objeto remarcar el contraste entre México y China para competir por la inversión canadiense, remarcando factores como la tecnología y a excedente barata en mano de obra que ofrece China comparada con la que ofrece México.

Tono

Se utiliza un tono neutro, pues no expresa sentimientos en cuanto al tema, se limita a exponer la información de manera Objetiva.

Tema

La relación que tiene China con Canada, esta desplazando las oportunidades para que ésta invierta sus empresas en Mexico. Esto se observa en las actuales inversiones que continúan decreciendo, mientras que con China continúan aumentando. Es necesario que Mexico fortalezca su tecnología para ser competente en el mercado.

Hipótesis

China se quedara con la mayor parte de la inversión canadiense, pues ofrece mejores oportunidades en cuanto su excesivamente barata mano de obra y sus novedosos avances tecnológicos.

Ambigüedades

El autor expone datos sobre la decreciente inversión canadiense en México y la creciente en China por parte de este país, sin embargo presenta como principales elementos de este fenómeno la barata mano de obra oriental y sus avances tecnológicos SIN PRESENTAR DATOS DE COSTOS Y TECNOLOGIAS comparadas entre China y México.